¿POR QUÉ LAS EMPRESAS NECESITAN UN PROGRAMA DE COMPLIANCE PENAL?

preguntas-compliance officer-compliancers-noticias

La Asociación Española de Normalización (UNE, antes: AENOR) ha publicado el pasado 18 de mayo la tan esperada norma UNE 19601 sobre sistemas de gestión de cumplimiento penal.

El objeto principal de esta norma reside en facilitar el diseño y evaluación de sistemas de gestión de compliance penal a todo tipo de organizaciones, con independencia de su tamaño, tipo, naturaleza o actividad.

La Norma UNE 19601 establece unas directrices y requisitos mínimos para adoptar, implementar, mantener y mejorar políticas, procesos y sistemas de compliance penal que permitan reducir y mitigar el riesgo de comisión de ilícitos penales en el seno las organizaciones y favorecer una cultura ética y de cumplimiento.

Un buen compliance penal debe de cumplir con 6 características básicas:

  1. Identificar las actividades en cuyo ámbito se pueden cometer delitos y que deben ser prevenidos.
  2. Establecer protocolos y procedimientos de actuación de la persona jurídica.
  3. Modelo de gestión de los recursos financieros.
  4. Obligación por parte del programa de informar de riesgos e incumplimientos del mismo.
  5. Establecer un sistema que sancione el incumplimiento del programa de compliance penal.
  6. Realización de la fase de vigilancia y control, después de la implementación del programa de compliance penal.

En Compliancers nos congratulamos por la publicación de la UNE 19601 en tanto que nuestro software está alineado con sus exigencias.

¿Cómo trabaja Compliancers?

Compliancers es la única herramienta existente hoy en el mercado que guía al profesional a desarrollar un manual de compliance completo, evitando que éste tenga que acudir a la improvisación a su imaginación.

Compliancers inicia el proceso de trabajo con una exhaustiva fase de consultas. Más de 400 preguntas que habrán de ser evacuadas por cada departamento de la empresa, respecto de 33 tipos delictivos.

Del resultado de esta fase de consultas se emite el informe de actividades y de conductas de riesgo que afecta a cada departamento de la empresa.

El mapa de riesgos genera el informe de las políticas corporativas que definen las obligaciones y las prohibiciones que habrán de afectar a cada departamento de la empresa.

El paso siguiente consiste en el informe de procedimientos y directrices que indican con todo detalle los procesos que deberán ser seguidos por el personal de cada departamento de la empresa para asegurar el cumplimiento de las políticas corporativas.

Y, finalmente, se define el plan de seguimiento, vigilancia y control que permita monitorizar las acciones de cumplimiento de una manera sistemática y con una gran optimización de recursos.

Posted on: 1 junio, 2017, by : Compliancers

Deja un comentario