LOS PASOS PARA QUE UN MODELO DE COMPLIANCE SEA CALIFICADO DE EFICAZ

Compliance-penal

El artículo 31bis del Código Penal regula la posibilidad de que la persona jurídica quede exenta de responsabilidad si se cumple, entre otras, la siguiente condición:

2. “(…) que el órgano de administración haya adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyan medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión”

Una vez más, hemos de lamentar que el legislador no haya realizado el esfuerzo de definir qué se entiende por “eficacia” y qué se entiende por “medidas idóneas”.

Tampoco facilita el legislador un listado de los contenidos exigidos en un programa de cumplimiento penal para que se entienda realizado con eficacia.

Como siempre, ha de transitarse por el terreno de la inseguridad jurídica. Como siempre, habremos de recurrir a la doctrina de nuestros tribunales para conocer la interpretación de estos dos conceptos esenciales.

Es muy razonable colegir que una mejor tarea legislativa habría de reducir la litigiosidad.

Mientras tanto, y a la vista de lo que ya viene exigiéndose en las resoluciones judiciales que vamos conociendo, en la Versión 5.0 de Compliancers hemos venido a desarrollar y a perfeccionar un gestor de procesos que incluye las sucesivas fases por las que debe transitar la implantación de un modelo de compliance. Procesos que vienen inspirados desde directrices de la UNE-ISO 19600 y 19601 y desde la doctrina jurisprudencial.

El organigrama de estos procesos sería el siguiente:

Estamos seguros de que cada profesional dispone de su propia metodología.

Sin embargo, siendo conscientes de que, en muchos casos, se trabaja bajo el procedimiento de “prueba – error”, nos permitimos presentar este organigrama con la confianza de que pueda servir de ayuda a quienes han apostado por incorporar a su porfolio de servicios el compliance penal.

El objetivo de Compliancers es que el diseño de su software de gestión de compliance aporte al profesional:

  • El seguimiento guiado en todas las fases de implantación de un programa de cumplimiento.
  • La automatización de todo el proceso a partir de la fase de consultas (check-list).
  • La guía en la fase de formación a directivos y empleados.
  • La generación de evidencias probatorias.
  • La automatización del trabajo recurrente y periódico del seguimiento, supervisión, vigilancia y control, una vez ha sido implementado un manual de compliance.
  • Documentos de apoyo para llevar a cabo todos los procesos.
  • La optimización de recursos con la finalidad de que el profesional pueda presentar una minuta de honorarios asequible para sus clientes.
  • En definitiva, la realización de un trabajo excelente que aporte valor a su cliente y, finalmente, a su despacho.

One Comment

  1. Maximiliano Brajer

    Muy buen información. Estoy comenzando un proyecto de esta naturaleza y creo que este material me va a ser de mucha utilidad. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *